• Viernes, 24 mayo 2019

Techo, promoviendo una sociedad justa y sin pobreza.

 Entrevista a Jorge Corral, director ejecutivo de Techo México.

Por Andrea Rodríguez Plata y José Pablo Díaz Iñurrategui

Ciudad de México, 29 de octubre de 2014

 

La pobreza en México no es algo que se deba de tomar a la ligera. De acuerdo a datos de la UNICEF en nuestro país viven más de 50 millones de personas en estado de pobreza, de las cuales, aproximadamente 7 millones viven en pobreza extrema.

Más allá del deplorable día a día que esta condición humana hace pasar a los que la padecen, se debe de tomar en cuenta que la pobreza no es un problema aislado: es un problema que viene cultivado desde siglos atrás, un problema que genera otros problemas —como es el caso de la violencia—, un problema del que poca conciencia se tiene y  por el cual pocas acciones se toman.

Sin embargo hay quienes no se conforman con dar una ocasional limosna ni mucho menos con la indiferencia; individuos y organizaciones que buscan solventar una problemática que carcome a México. Techo es una organización sin fines de lucro, que desde 1997 se ha dedicado a erradicar la pobreza de América Latina. La organización nacida en Chile, se ha encargado de movilizar a más de medio millón de voluntarios en toda Latinoamérica, logrando borrar la miseria de la vida de millones de personas.

A partir de construcciones, planes de educación y de salud, apoyo financiero, cursos y otras acciones, Techo ha logrado posicionarse entre una de las organizaciones más importantes a nivel mundial dedicadas a combatir a la pobreza.

Jorge Corral Linares, director ejecutivo de Techo México, nos habla sobre la precaria condición en la que viven millones de mexicanos y de la labor que Techo ha llevado a cabo para combatir esta situación.

 

Jorge, se cree que sólo la falta de poder adquisitivo es un indicador para categorizar a una persona como pobre pero ¿cómo definirías la pobreza ahondando especialmente en el caso de México?

La metodología de medición de la pobreza a nivel global se basa fundamentalmente en el ingreso, términos económicos. En México existe una metodología multidimensional de la pobreza que desarrolló el CONEVAL, que es quien se encarga de realizar mediciones de pobreza y de diseñar la metodología del origen de esta situación. El CONEVAL propuso, de manera adicional al ingreso, ponderar el acceso o el ejercicio de seis derechos sociales: la educación, la salud, la seguridad social (que de hecho es el derecho social menos ejercido en el país), la vivienda, los servicios de la vivienda y la alimentación. Una persona se encuentra en situación de pobreza multidimensional cuando tiene un ingreso inferior a la línea de bienestar económico y además tiene una o más carencias de derechos sociales. Esa es tal cual la definición que ustedes encontrarían en la metodología, y yo coincido con eso personalmente y de manera institucional.

¿Cómo varía la pobreza de región a región en el país?

Es algo muy interesante. Particularmente yo te podría hablar de las regiones donde nosotros trabajamos, que son las principales ciudades de nuestro país. A lo largo del tiempo las ciudades han representado prosperidad económica: hay industria, hay oportunidades donde al final la gente puede trabajar. Durante muchos años, al existir esta “oferta laboral”, la gente va acercándose a las ciudades.

La mayoría de las personas que se acercan a estas ciudades no tienen las posibilidades económicas como para rentar una casa y caen en la necesidad de asentarse en la periferia urbana. Éste es un proceso que se ha generado desde hace cuatro o cinco generaciones. Es principalmente en estos asentamientos donde nosotros trabajamos: lugares donde se vive en condiciones de bastante vulnerabilidad, donde hay pisos de tierra y techos y paredes de lámina.

Esta gente ha sido, desafortunadamente, sujeto del clientelismo: les prometen que les van a ayudar a regularizar su tierra a cambio de algunos votos y por eso ahí siguen, no hay una ley que pueda fomentar la regularización de sus terrenos.

Si entendemos la metodología multidimensional de la pobreza, el eje de las y’s es el eje donde se mide el tema del ingreso, y el eje de las x’s es donde hablamos del acceso a derechos sociales. Tenemos la línea de bienestar económico, que se compone de dos factores: la canasta básica alimentaria y la canasta básica no alimentaria. Puede que alguien tenga un ingreso inferior a eso, y si además no ejerce algún derecho, ahí viene la pobreza.

No es tan difícil que una persona esté en esa situación, y las que no lo están, no es tan difícil que caigan en la pobreza. Hay que tener en cuenta que siete de cada diez mexicanos que viven en la pobreza, son de las ciudades, un 70%. El otro 30% vive en un contexto rural; ahí es probable que no haya acceso a alimentación al igual que como es probable que no tengan acceso a una vivienda digna y mucho menos a servicios básicos.

Así como en los asentamientos urbanos donde no hay agua, no hay luz y no hay drenaje, es probablemente que este contexto se repita en las zonas rurales. Agregaría también un factor que ahora está muy presente, que es el factor de la inseguridad. Por ejemplo, ahora en Guerrero, nosotros teníamos programado para del 14 al 18 de noviembre una construcción de 40 casas. Fue a partir de la situación de inseguridad que los papás de algunos voluntarios se preocuparon y decidieron no mandar a sus hijos. Ya para que Techo diga “no puedo ir” es porque en verdad está grave la situación. Eso es reflejo de cómo el contexto de violencia e inseguridad solamente vulnera y violenta todavía más la falta del ejercicio pleno de los derechos sociales de las personas.

A grandes rasgos, ¿cuáles son las causas de la pobreza en México?

Hay muchas perspectivas en ese sentido. La gente podría pensar que a través de la metodología multidimensional se puede responder a esta pregunta. Técnicamente sí, es cierto, técnicamente se debe a que las personas no ejerzan sus derechos sociales y a que no tengan un ingreso adecuado, técnicamente. Pero en el fondo la pobreza es una manifestación de un problema mucho mayor. ¿Por qué existe la pobreza no solo en México, sino en el mundo? Es por un sistema que es desigual. La riqueza está mal distribuida, y hoy hay un sistema que promueve el enriquecimiento de unas pocas personas, a costa del trabajo de muchas más.

Hay gente que es opresora, un porcentaje muy chiquito, y hay personas que son oprimidas. Hay personas que controlan los medios de producción y hay personas que trabajan para generar su riqueza, por eso me remito a que la pobreza es la manifestación de un problema mayor, de un sistema que es desigual, que es opresor, que vulnera los derechos y que no tiene reglas adecuadas para que haya una correcta distribución de la riqueza.

Existen teorías muy interesantes que se han venido analizando desde hace tiempo. Hay un economista francés llamado Thomas Picketty que tiene una propuesta muy clara. Él Parte de un análisis muy interesante donde afirma que durante mucho tiempo la teoría económica decía que estaba bien generar riqueza aunque se acumulara en algunos pocos, ya que esa riqueza al final iba a chorrear; el dinero iba a ser tanto que rebozaba la riqueza y le caería a todos los oprimidos; eso no ha pasado.

Yo por el trabajo que hago en Techo, y también por interés personal, reviso constantemente los rankings por ejemplo de Forbes, donde se puede ver quiénes son las personas más ricas del país, y he visto que, normalmente las personas que se manejan en los rankings, aumentan 500 millones de dólares al año su riqueza, y por otro lado también por mi trabajo y por interés personal veo, en estadísticas de CONEVAL, que la pobreza aumenta. Recientemente salieron algunas críticas a la política de desarrollo social del gobierno actual porque resulta ser que cada mes, en promedio, la pobreza en México está aumentando en 103 mil personas. Este sistema no funciona, es un sistema fallido.

Lo que plantea Thomas Picketty como solución a este sistema opresor, es proponer políticas impositivas con la Secretaría de Hacienda que regule temas de impuestos, y también que haya nuevas regulaciones para que no se acumule riqueza. Que quien tenga riqueza está bien, que bueno, pero habría que disminuir las utilidades lo suficiente como para aumentar el ingreso de los trabajadores. No considero que esté mal que las personas generen riqueza, vivimos en un sistema que lo permite; no es que sean personas malas. Nosotros conocemos a personas, que inclusive son parte de nuestro consejo, que son empresarios muy adinerados, muy visionarios pero que no dejan de prestar ayuda al país.

¿Cuál o cuáles consideras que son las más eficientes acciones para superar la pobreza?

Hay que promover un sistema mucho más justo, hay que disminuir la brecha de la desigualdad, promover sociedades mucho más equitativas, sin embargo, con eso no es suficiente, además de eso, se tiene que desarrollar una política económica de crecimiento sostenido. Lo que pasa en diferentes países es que de pronto la economía presenta un crecimiento, pero en ocasiones para el año siguiente, el crecimiento disminuye, y eso no le funciona al país, no le funciona a la economía.

Tiene que haber un proyecto claro de crecimiento económico sostenido. Además el Estado debe de garantizar el correcto ejercicio de los derechos sociales. Que en el diseño de estos programas sociales no predomine el asistencialismo, sino las políticas de desarrollo. La gente ha estirado la mano mucho tiempo; hay que tener cuidado con cómo se utilizan los programas sociales.

La situación de pobreza en los asentamientos requiere una promoción de regularización de la tierra, y hoy los asentamientos no son sujeto de programas de SEDESOL. Recientemente estudiamos el dictamen de la Ley General de Asentamientos Humanos, y no estaba contenido el tema de los asentamientos urbanos irregulares en condición de pobreza. Lo que si estaba era una política de desalojo, pero no establece dónde van a poner a esas familias o bajo qué procedimientos se va a realizar el desalojo.

Para nosotros, los asentamientos urbanos en situación de pobreza son la máxima manifestación de un sistema que no funciona. Digamos que la persona que vive en los asentamientos, constantemente ve enfrente todas las oportunidades que no puede tener, un coche, una casa, un trabajo; lo golpea el sistema todo el tiempo, y luego nos preguntamos por qué esa persona es violenta. Es un sistema que es agresivo en todo sentido, ahí es donde decidimos trabajar y revertir esta tendencia.

Háblanos de la labor que Techo hace en México.

La labor que hace Techo en México y en Latinoamérica es la de promover una sociedad justa y sin pobreza donde todas las personas puedan ejercer sus derechos libremente. Hay mucha gente que no sabe que existen los asentamientos urbanos, no saben cuál es la condición de las personas que viven ahí, por eso hemos decidido focalizar nuestra atención en esos asentamientos y a partir de eso, revertir el sistema.

En la práctica, en el día a día, buscamos promover el desarrollo comunitario; la esencia de esto es, instalar capacidades en los asentamientos para que las personas que viven en ellos puedan superar su condición; que en cierto punto ya no necesiten de TECHO, y esto lo hacemos concretamente a partir de proyectos como es la construcción de viviendas de emergencia, planes de salud, planes educación, planes de trabajo, fomento productivo, entre otros proyectos que buscan fortalecer el ingreso, mejorar la educación básica y acercar algún servicio de salud.

Techo también promociona la conciencia de acción social; básicamente generar difusión de que esta problemática existe. Nuestro foco es denunciar esta realidad, no solamente con un comunicado o con una nota, sino también con nuestro trabajo, con la praxis, la unión de la reflexión con la acción. La acción es nuestro trabajo concretamente, las casas, los planes y demás, y la reflexión es todo el sistema formativo para entender todo el problema de la pobreza que es una manifestación de un problema mayor. Si nosotros logramos que todos los voluntarios, no solamente ejecuten actividades, sino reflexionen sobre la problemática del país, podemos generar una sociedad mucho más solidaria. Esa es una de las grandes aportaciones que tiene Techo.

¿Qué logros han tenido como organización en estos ocho años de presencia en el país?

En este tiempo hemos logrado construir más de 3,100 viviendas de emergencia, movilizado a casi 40 mil voluntarios, implementado un importante número de planes de educación y de salud. Más allá de esos números creo que el valor de haber movilizado a tantos voluntarios es uno de los principales logros que hemos tenido. En el fondo, el mayor logro que hemos tenido es el de promover una sociedad mucho más solidaria, a partir de un encuentro entre dos realidades, la del mundo que tiene acceso a oportunidades con la del mundo que no tiene acceso a oportunidades.

¿Consideras que el Estado mexicano apoya o merma la lucha contra la pobreza en México?

Creo que definitivamente el Estado manifiesta la intensión de resolver este problema, sin embargo no basta intenciones. Hay algo que mejorar; si tu indicador más importante, que es cómo se reduce la pobreza, avanza negativamente, pues algo está fallando. Hay que rediseñar los programas. De igual manera, no depende solamente de programitas sociales, depende de promover un sistema en general que sea más justo. Hay que generar además un nuevo tipo de política, una política que esté basada en las necesidades de la gente.

¿Cuál ha sido el rol que el Estado mexicano, en relación a apoyos o impedimentos, ha jugado en la labor de Techo?

Trabajamos principalmente con los gobiernos municipales. Solemos dar aviso a la delegación de que vamos a construir, pedimos que nos ayuden con seguridad, que nos ayuden a encontrar un lugar donde los voluntarios se puedan quedar a dormir. Normalmente no nos encontramos con impedimentos para desarrollar nuestro objetivo social, pero no es que nos ayuden realmente; pedimos patrullas y luego no hay patrullas, pedimos un camión para que nos ayuden a mover material y luego no hay camiones. De pronto sí nos ayudan, pero es como si les estuviéramos haciendo un favor. Lo que necesitamos es que sean más proactivos; ellos también pueden sumar.

Nosotros no estamos peleados con el gobierno, siempre invitamos a colaborar a todos los actores. Ha habido solamente un gobierno delegacional que nos ha puesto el pie, que es el caso de la delegación Tlalpan. Hace algunos años íbamos a construir ahí. De pronto nos amenazaron con que iban a desalojar a todo un asentamiento si construíamos.

Eso fue a pocos días de la construcción y bueno, esa delegación particularmente es de las más desagradables en sus políticas de desalojo, de las más violentas, y no queríamos hacerle un daño a la comunidad. Oficialmente no nos dieron una postura de por qué no podíamos construir, solo nos dijeron que no podíamos por el contexto jurídico de la zona, pero bueno nosotros vemos que esa comunidad sigue existiendo, y el gobierno no les da apoyo, claramente están siendo sujetos de un clientelismo político.

Eso fue en el 2009, estaba de delegado Higinio Chávez, el ciudadano Higinio Chávez, porque así decían sus cartas, C. Higinio Chávez. De ahí en fuera, todos los demás municipios fuera del DF nos apoyan muchísimo.

Tenemos mucha colaboración con gobiernos municipales, ahí sí hay camionetas, de pronto nos ayudan con seguridad, nada extraordinario pues, es algo que cualquier ciudadano podría pedir. A nivel estatal es muy escasa nuestra colaboración, es nula yo diría. A nivel federal, históricamente hemos tenido contacto.

Actualmente tenemos contacto con el DIF Federal, con la esposa de Osorio Chong, Laura Vargas; ella está en muy buena disposición para colaborar con nosotros en proyectos de infraestructura. Ahora estamos planeando construir viviendas definitivas, con apoyo de la Comisión Nacional de Vivienda, que tiene fondos gubernamentales, muchos fondos gubernamentales. Es uno de los proyectos que queremos lograr de aquí a cinco años.

Comments

comments

Entrada Relacionada

Deja un comentario

Logo_CUUM

Intersecciones es un espacio digital de entrenamiento periodístico para los estudiantes de la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades. | No se hace responsable de la autoría de los artículos, así como de las posibles o diferentes opiniones, debates o críticas originados por los mismos, siendo en todo caso única y exclusivamente responsabilidad del propio autor. De igual forma, no se hace responsable de la posible violación de derechos de autor aunque previamente será verificada la publicación del material y contenido sugerido en otros medios. | Campus de la zona metropolitana de la Ciudad de México. Plataforma educativa sin fines de lucro. Powered by Muv