• Jueves, 13 diciembre 2018

Para llevar tu corazón en la punta de la nariz

Foto por Gabriela Coronado

Foto por Gabriela Coronado

Por Gabriela Coronado

Ciudad de México, 28 de noviembre de 2014

Todos tienen una chispita especial en los ojos, pero con el paso del tiempo, se olvida que está allí esperando a ser compartida con los demás. Cuando vives con tu chispita encendida todos los días, descubres tu mejor versión y eres capaz de compartirla con todo el mundo.

Andrés Aguilar era fan de las películas de Charles Chaplin y le encantaba ir a los circos. Desde pequeño decidió que quería ser payaso y luchó contra viento y marea para poder formarse profesionalmente en el arte del Clown. Estudió en Florida y logró su primer sueño.

La compañía de circo con la que trabajaba Andrés solía visitar hospitales  para alegrar a los pacientes y hacerles el día más ameno. En una de esas visitas, Andrés tuvo una revelación.

La niña estaba recostada en su cama, inmóvil y somnolienta. Andrés entró al cuarto pero los padres de la niña lo recibieron con una mirada poco amable. La niña vio al payaso y de inmediato despertó preguntándole “¿Quién eres tú?” a lo que Andrés respondió “Soy el nuevo dueño del hospital y vengo a mostrarles el nuevo uniforme” La niña al imaginarse todo un hospital lleno de médicos vestidos como payasos, soltó una carcajada y la madre exclamó “Es un milagro” a lo que la pequeña respondió “No, es un payaso”.

Este suceso cambió por completo la vida de Andrés, más adelante se enteró de que la niña llevaba semanas sin decir ni una palabra y a duras penas aceptaba los tratamientos y medicamentos. Esto le abrió lo ojos a aquel joven cuyo primer sueño era ser payaso, ahora tenía una nueva meta en mente, fundar una asociación que se dedicara a hacer visitas a hospitales, fundar Risaterapia.

Hoy, quince años después aquel suceso, Risaterapia es una organización civil que vive del voluntariado y se dedica a visitar tanto a niños como a adultos en condiciones poco favorables, como los hospitales. Pero Risaterapia no se queda allí, implementaron talleres para que los voluntarios pudieran hacer visitas también a asilos y a zonas rurales o de desastre.

Las redes sociales de Risaterapia tienen un alcance de 2 millones de personas y su red de voluntariado alcanza los 400 Médicos de la Risa activos en toda la república. Han trabajado con grandes empresas promoviendo la alegría y bienestar en el ambiente laboral y tienen participación en eventos como Expo Salud GNP y demás conferencias impartidas en cedes como el World Trade Center y el Centro Banamex.

Estrellas blancas, azules, rojas y demás

Risaterapia imparte diversos talleres para capacitarse como voluntario de la asociación, el más común y el primero a tomar se llama “Estrella Blanca” donde la gente aprende a encontrar la mejor versión de sí mismo para poder compartirla en visitas a hospitales tanto pediátricos como generales.

Este taller se caracteriza por conectarse con los sentidos, se utilizan técnicas de introspección para recordar el valor que tiene el gusto, el olfato, el oído y el tacto. También se toca el tema de la improvisación y un poco del arte del Clown. El taller es teórico-práctico y consta de 36 horas. Una vez terminado, se hace la entrega oficial de la famosa y característica nariz roja, que simboliza al corazón en la punta de la nariz.

Una vez tomado el taller, te has convertido oficialmente en Médico de la Risa (MdlR) y puedes o no, continuar con el voluntariado de las visitas en hospitales. En una entrevista realizada a Andrés Aguilar, mejor conocido en Risaterapia como Dr. Romanok, nos describió la dinámica de las visitas, que se debe seguir al pie de la letra para cuidar el bienestar emocional del voluntariado.

Lo primero que se hace es una dinámica llamada “Hoyo negro” donde se tiran toda clase de miedos, prejuicios, incertidumbres y malas vibras, después viene la caracterización como MdlR, donde los voluntarios se maquillan, peinan y visten con su nariz y utilería graciosa. Otro requisito indispensable es la bata blanca, pues ningún médico en los hospitales entra sin portarla.

La visita se lleva a cabo, los hospitales tienen previos convenios con Risaterapia a los que llaman “Alianza Alegre” y todos los MdlR deben ir acompañados mínimo por una pareja.

Al final de la visita se lleva a cabo la “Regadera” donde los voluntarios se limpian de las impresiones del hospital y sentimientos tristes o negativos que hayan podido experimentar durante la visita. Todo esto con el propósito de cuidar la integridad emocional de los voluntarios.

Según comentó el Dr. Romanok, en Risaterapia también se ofrecen talleres para hacer visitas a asilos y zonas rurales. Los talleres se llaman Estrella Roja y Azul, respectivamente. Para poder tomarlos, es necesario haber cursado el taller de Estrella Blanca y tener determinado número de visitas para poder tomar el siguiente.

Risaterapia en las empresas

No todo se trata del voluntariado, también existe Risaterapia Empresarial, donde se ofrecen talleres a empresas para aligerar el estrés laboral y aprender a trabajar siempre con una sonrisa y satisfecho con tu alrededor. Dentro de esta área de la organización, se incluye también el taller “Médico de la Risa por un día” en el que se lleva a cabo una breve capacitación y se hace una visita, pero no se reconoce oficialmente como MdlR a quien lo toma.

Asimismo, Risaterapia ofrece talleres como: 1, 2, 3, por la Alegría, que es una versión de Estrella Blanca pero sin convertirse en voluntario, Comunicación entre amigos, Líderes Empáticos, y Alegría vs Ego, entre otros.

Llueven estrellas

Risaterapia ofrece a sus voluntarios y al público en general, una convención anual a la que llaman “Lluvia de Estrellas” donde se ofrecen talleres, se hace la presentación formal del reporte anual, se da a conocer el plan para el próximo año y se hace una intervención urbana donde todos los MdlR y la gente que asistió, se caracteriza y sale a la calle a interactuar con la gente, invitándolos a tener un mejor día.

Dentro de los talleres que se ofrecen en la Lluvia de Estrellas se puede encontrar el de malabares, yoga de la risa, improvisación, magia, clown, alegría vs ego y arma las maletas. Risaterapia invita a profesionales en la materia para que impartan estos talleres y sea una experiencia mucho más amena. Todo esto con el fin de enriquecer las habilidades de los MdlR a la hora de las visitas o cuidar y fortalecer su salud emocional.

Este año, la Lluvia de Estrellas se llevó a cabo en Guadalajara, dentro de un centro deportivo llamado CODE. Allí se impartieron los talleres y conferencias que tenían preparados para los MdlR.

Como parte de la Lluvia, se ofrece a todos una fiesta oficial que tuvo como temática este año “Los Súper héroes”. La dinámica de la celebración es llegar disfrazado de acuerdo al tema y por supuesto portando con todo orgullo la nariz roja que tanto los caracteriza.

Este año hubo desde Linternas Verdes hasta Chapulines Colorados, pasando por locuras como Mamá Lucha, Superama, Superación, Superstición y hasta Kalimán, Sirenomán y el Chico Percebe asistieron a la fiesta. El humor que caracteriza a los MdlR hizo que esa noche todos se convirtieran en niños de nuevo y disfrutar plenamente de la celebración.

Al día siguiente se hizo la intervención urbana. Esta ocasión se trató de un rally por el centro de Guadalajara, donde los MdlR debían cumplir una serie de requisitos que iban desde ponerse en los zapatos del otro, de manera literal, hasta pedirle a la gente abrazos o sacarlos a bailar para poder avanzar a las siguientes etapas.

De vuelta en la cede oficial, los MdlR tomaron un descanso para después recibir de parte del fundador una plática motivacional, llena de bonitos sentimientos e inocencia para invitarlos a surtir a sus personajes de MdlR con amor y contentura. A esta actividad se le conoce como “Mística” y en esta ocasión se les obsequió un espejo para que vieran reflejado en el toda la alegría y la chispita en sus ojos y un cuaderno para escribir las aventuras que viven como MdlR.

Es así como se llevan las Lluvias de Estrellas en Risaterapia, la próxima será en Morelos y se espera que en vez del 90% de los MdlR que asistieron esta vez a Guadalajara, desde todos los estados de la república, se tenga una asistencia equivalente al 95%.

El futuro de la asociación

El futuro de Risaterapia pinta bien, pero al preguntarle a su fundador qué es lo que planeaba para la asociación, respondió “ No tengo planes a futuro, es por eso que hay un Comité Organizador que se encarga de eso y mientras Risaterapia cumpla con sus funciones y siga siendo útil y eficiente, que siga.” Dejando así en claro que el disfruta vivir la vida al día y al máximo, gozando de todo tipo de placeres cotidianos.

El Comité Organizador se ha encargado de llevar la planeación del año 2015 y crear campañas para incrementar el rango de alcance de los talleres que ofrecen para así incrementar su red de voluntariado. También se están implementando nuevas estrategias para capacitar a los MdlR y fortalecerlos para las visitas.

Risaterapia ha tenido un gran alcance en la república y cuenta con voluntarios en prácticamente todos los estados. Su valor radica en el acto de acudir con gente en situaciones poco gratas y mostrarles que aún así pueden salir avantes, con una gran sonrisa en el rostro, como comentaba Romanok  “no es cuestión de entretener al paciente, sino de acompañarlo y ver qué es lo que necesita”.

Los mayores enemigos de Risaterapia son el ego y la apatía, es por eso que se preocupan tanto por las necesidades de sus voluntarios, pues ellos son el motor de la asociación.

La vida está llena de retos y obstáculos que ponen a prueba a los sentimientos, e incluso cuando el panorama pinta desolador y deprimente, es importante enfrentar a estos enemigos con la frente en alto, una sonrisa en la boca y el corazón en la punta de la nariz, sin importar que te falte físicamente el plástico rojo, pues ser MdlR, más allá de un personaje gracioso o un payasito, es un estilo de vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments

comments

Entrada Relacionada

Deja un comentario

Logo_CUUM

Intersecciones es un espacio digital de entrenamiento periodístico para los estudiantes de la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades. | No se hace responsable de la autoría de los artículos, así como de las posibles o diferentes opiniones, debates o críticas originados por los mismos, siendo en todo caso única y exclusivamente responsabilidad del propio autor. De igual forma, no se hace responsable de la posible violación de derechos de autor aunque previamente será verificada la publicación del material y contenido sugerido en otros medios. | Campus de la zona metropolitana de la Ciudad de México. Plataforma educativa sin fines de lucro. Powered by Muv